域名不存在 - powered by dnsdun.com
DNS盾博客 登陆 注册
 
出错了

您访问的域名未在dns盾添加,具体原因请联系我们客服!谢谢!
this domain is not serviced by dnsdun.com. Please contact us.

Características

CLASIFICACIÓN

Existen varias clasificaciones del maltrato infantil según su forma, quiénes y desde qué lugar lo ejercen.

Maltrato físico: Acción u omisión intencional que provoque daño físico o enfermedad en el niño, niña o adolescente. Se puede dar por acción que derive en lesiones internas o externas de las víctimas o por negligencia física y cuando las situaciones en las que las necesidades básicas no son atendidas por ninguna de las personas que conviven con ellos.

Maltrato emocional: Acción de carácter verbal o actitud que produzca daños psicológicos. Se manifiesta a través de la hostilidad verbal crónica (insultos, desprecio, crítica o amenaza de abandono) o constante bloqueo por parte de cualquier adulto del grupo familiar. Falta de respuesta a las señales y expresiones emocionales de los niños, niñas y adolescentes que buscan proximidad e interacción.

SEGÚN LA INTENSIDAD

Otra distinción se da para determinar el tipo de maltrato infantil en el ámbito familiar y la intensidad del mismo. Los autores del maltrato son familiares en primer grado del niño, la niña o adolescente.

Maltrato físico grave: Es cuando el niño o niña recibe golpes con un objeto (no en las nalgas) También se considera violencia física grave cuando se amenazó al niño o niña con un cuchillo o arma de fuego y cuando se pateó o se quemó al niño o niña.

Maltrato físico leve: Ocurre en el momento que el niño o niña recibe nalgadas con la mano o golpes con un objeto en las nalgas. Cuando el padre, madre o cuidador abofeteó al niño/a o le dio un golpe con la mano abierta en la cabeza. También cuando jaló el pelo y retorció la oreja del niño o niña. En algunos casos como poner pimienta en la boca del niño o niña o forzar al hijo/a a arrodillarse o permanecer en una posición incómoda se considera violencia física leve.

Maltrato psicológico o verbal: Si el niño o niña recibió gritos, insultos o amenazas se considera un maltrato verbal. También cuando el padre, la madre o cuidador maldijo o rehusó hablar con el niño o niña y cuando cerró la puerta y dejó fuera de la casa al hijo o la hija.

Cabe destacar prácticas disciplinarias no violentas que ocurre cuando la persona responsable al cuidado del niño o niña canceló prerrogativas, obligó al niño o niña a quedarse en un lugar o le dio al niño o niña algo que hacer.